jueves, 20 de septiembre de 2007

Los límites de la ética

¿Hasta que punto se puede manosear la intimidad de una persona?. ¿Estamos tan enfermos que, por rating, admitimos cualquier cosa?. ¿Es posible que un periodista como Jorge Rial saque a la luz detalles tan íntimos de una persona como Carolina Ardohain (o de cualquier otro ser humano)?. ¿Una persona tiene que pasar por el sufrimiento de exponer su vida ante todo el mundo?. ¿Porqué? ¿Con que derecho?. ¿Nos gustaría que eso suceda con nosotros?. Existe una clara necesidad de replantear los conceptos de privado y público (cosa que muchos periodistas deberían leer por lo menos en un diccionario), pero sobre todo de ÉTICA.

No hay comentarios: