lunes, 13 de agosto de 2007

Un breve análisis del esquema mediático del país


La siguiente opinión la manifiesto luego de mucho leer y ver el diagrama de los medios masivos de comunicación en la Argentina:

¿Es posible que se siga privilegiando a los grandes multimedios y grupos económicos que controlan los medios del país desde el gobierno nacional?. Obviamente con esto no hago una denuncia novedosa ya que la censura y el monopolio de la información en Literatura, Cine, Arte, Gráfica en general, Radiodifusión, Televisión, etc. datan desde el origen mismo de estas expresiones en el país.
Estamos frente a un monopolio de la información que es tan claro y visible que asusta. El Grupo Clarín concentra las principales revistas, diarios, radios, páginas, servicios de internet, telefonía y cablevisión sumado al peso de un canal como Canal 13 que con las inmensas inversiones que realiza en contratos y formatos pretende difundir desde sus bases una sola noticia, una sola forma de producirla y, sobre todo, una sola forma de verla. En Telefe, sin embargo, no percibo el mismo riesgo de monopolio, principalmente porque sus capitales pertenecen a la empresa Telefonica, por lo cual parecería un interés mas "material" que "ideológico" como el de su competidor. Además los bajos ratings (o mejor dicho "moderados ratings") de sus noticieros no tienen el "peso" de los informativos de Canal 13 o incluso su canal de 24 hs de noticias como TN. Pero a pesar de esto, la fragmentación o "loteo de la opinión pública" recae sobre estos dos grandes grupos económicos.

La consigna sería reflexionar si realmente somos tan ignorantes como para seguir consumiendo una única visión del mundo, totalmente delimitada por intereses sectoriales. La existencia de espacios alternativos puede ser una vía para la "descentralización" de las opiniones al igual que el razonamiento y la consciencia sobre lo que realmente se esta viendo y analizando en los medios de comunicación predominantes del país.






1 comentario:

Santi Monse dijo...

Adhiero a tus ideas.

Para que haya verdadera libertad de expresión debe haber igualdad de oportunidades.

Cuando el poder económico manda, la "libertad de expresión" se transforma tan sólo en palabras bonitas.

Te recomiendo un medio alternativo: la Red Voltaire.

¡Saludos!